El Internet cuántico pronto podría ser posible con la ayuda de diamantes

Primero es necesario entender el internet cuántico como conexiones extremadamente seguras y veloces que usa fenómenos como la teleportación cuántica y Qubits. Dichas conexiones permitirían la difusión de paquetes de datos gigantescos a la velocidad de la luz. Así que harían posible conectar los famosos computadores cuánticos entre sí.

El internet cuántico posiblemente cambie al internet tal y como lo conocemos. Y quizás sea ciento (o tal vez miles) de veces más avanzado que las actuales redes de última generación. O tecnologías prontas a implementarse como el 5G.

La computación cuántica, en general, será de gran utilidad para la humanidad. Ya que nos ayudará a resolver problemas complejos de forma más rápida que la actual computación. Y además manejar cantidades de datos mucho más grandes.

Internet cuántico con ayuda de diamantes

Diamante SiVO

El pasado 6 de Julio se presento en Science un estudio de un grupo de ingenieros de la Universidad de Princeton, encabezados por la ingeniera eléctrica Nathalie de Leon, resolvieron varios de los problemas de actual computación cuántica: Con la ayuda de un micro diamante sintético, y un tipo de “falla retícula de carbono“, el diamante puede servir como almacenamiento cuántico. Ya que al reemplazar dos átomos vecinos por un átomo “no carbonado” y un espacio vacío, creamos una propiedad cuántica denominada Spin.

La propiedad cuántica spin, puede estar en el espacio de los dos átomos reemplazados arriba o abajo, o también en los dos lugares a la vez. Estos tres estados pueden interpretarse como 1 ó 0, o como 1 y 0 a la vez, lo que proporcionaría la propiedad cuántica qubit. Estas propiedades pueden transmitirse por medio de partículas de luz o fotones, que viajen a través de fibra óptica.

Algo parecido ya se había hecho con átomos de nitrógeno, pero las propiedades del nitrógeno no transmiten esos datos claramente. Igual se había hecho con átomos de silicio, pero, estos almacenan qubits por sólo algunos nanosegundos, consecuencia de interacciones eléctricas con partículas cercanas.

Sin embargo, Leon y su equipo solucionaron este problema con un diamante infundido en boro.

Cómo ayudaría este avance al internet cuántico

Este nuevo avance podría usarse, por ejemplo, para construir repetidores cuánticos, los cuales ayudarían a transmitir datos cuánticos a largas distancias. Estos repetidores podrían servir como “trampolines” que ayuden a las redes futuras a impulsar internet cuántico.

De esta forma se hace posible la construcción redes cuánticas, que hagan posible la accesibilidad del internet cuántico por todo el mundo.

About

Investigador en serie y Redactor Freelance desde hace 5 años. Me especializo en impulsar proyectos online por medio de contenido innovador, interesante y de calidad. Seguidor loco fanático de las nuevas tecnologías, SEO, Marketing Digital, eCommerce y Blockchain.

No Comments

    Deja un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: